¿Dinero, dinero, dinero?

Hace mucho que no me pasaba por aquí y es que a veces el trabajo y la vida misma nos absorbe... Sin embargo quiero retomar este blog y platicar de todo lo que se me ocurra.

Hace poquito tuve un encuentro con una editorial de recién creación y cual fue mi sorpresa al enterarme que solo quieren publicar libros que ya sean un éxito en otras plataformas. Eso me llevó a preguntarme qué fue de las verdaderas editoriales. Un verdadero editor toma un libro, lo trabaja con ilusión y luego, cuándo lo pone en los estantes después de un poco de promoción, espera que dicho libro haga su magia. ¿Ahora el único afán de una editorial es ganar dinero a raudales? Pensé que estaban hechas por personas que amaban los libros. Es una pena que todo se haya convertido en dinero, dinero, dinero.
Lo peor de todo es que ya no quieren ni siquiera tomarse la molestia de que un editor revise y corrija todos aquellos errores que los escritores cometemos, ya que muchas veces por escribir rápido lo que cruza por nuestra mente la sintaxis se ve afectada.
Ojalá, en un futuro no muy lejano, los libros puedan verse nuevamente como lo que son: pequeños tesoros que deben ser apreciados en toda su magnitud y no únicamente por las ganancias que generen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La presentación de Azufre y sal.

Las lecciones de la vida.